lunes, 25 de julio de 2011

El pequeño Arellano

 

279370_10150271443384636_601014635_7363141_7422603_o

Cuando una persona sabe enseñar, disfruta enseñar y tiene el don, se ve en la forma que te explica, en la paciencia y en que siempre quiere estar al día en su especialidad. Te da un ejemplo, no presume de lo que sabe y si no sabe lo reconoce. Aspira a que su alumno lo supere, porque no tiene miedo de ello, para el no es un rival si no un futuro colega, sabe que el conocimiento es libre y pertenece a la humanidad, comparte lo que sabe e investiga lo desconocido. Esa es el alma de un maestro de un profesor.

Pocas personas lo logran, pocas personas son así y una de ellas afortunadamente esta en nuestra alma mater, (en nuestra máxima casa de Estudios) en nuestro amado ITA, y es el Mtro. Raúl Ángel Arellano Torres (“El Profe Arellanito” en el mundo underground del ITA) a quien hoy este blog y su servidor lo felicitamos por su natalicio, al mismo tiempo le damos las gracias por lo aprendido y compartido durante este tiempo en el ITA a mis compañeros, amigos y a mi, en que mas que un profesor también a sabido ser un amigo y colega.

En lo personal con sus familiares Arellano’s he aprendido mucho, desde que me encontraba en el CETIS 80 iniciando mis estudios de electrónica y todos ellos (los que conozco) tienen una facilidad de enseñar sorprendente, tanto que si fuera por Machain llevaba toda la carrera con los Arellano.

Hay que reconocer que para un ingeniero no es fácil enseñar a alguien mas, ya que hay un alto grado de probabilidad de que el alumno salga pendejeado y no solo eso poder enseñarles a pre-ingenieros1 con manzanitas y peras cosas tan abstractas como teoría electromagnética, es difícil. Pero es aun mas difícil enseñar a pre-ingenieros y que te pongan atención mientras pasan un par de tacones junto a la ventana, evitar que sus pequeñas cabezas giren hacia el sonido esos tacones del 10” y que se empiecen a escuchar esos susurros de “Cuau, Cuau!! ya viste?” o en el peor de los casos los silbidos y sonidos raros que salen del salón cuando una falda mas tacones se atreve a pasar por los salones de electrónica… En lo personal mis respetos.

Muchos días de estos Maestro Raúl Ángel Arellano Torres , le deseamos lo mejor hoy y siempre, esperamos siga formando generaciones de Ingenieros, profesores como usted no queremos que se vayan jamás.Siga con esas ganas de enseñar, de compartir y aprender.

 

Y claro siga leyendo el blog, aunque me balconie en el salón. xD

Andrés Eduardo Sabas Jiménez

 

P.D. Si le gusto el post me guarda un 100 para una unidad en una de sus materias… xD

pre-ingeniero1: Estado de semi-Dios, donde el ingeniero es vulnerable como Hércules a las tentaciones de los licenciados, la persona puede llegar a abandonar la ingeniería y caer en medicina o en el peor de los casos diseño de interiores, si no se les es bien guiado.

2 comentarios:

Garro dijo...

Felicidades profesor Arellano, le deseo más días como este, llenos de prosperidad y alegría para que dure y así siga dando clases por un largo tiempo (minimo unos 30 años pa’ mandarle a mis chamacos jajajaja).
Como lo dice Sabas, pocos profesores tienen esa facilidad de enseñar y hacer que sus alumnos comprendan al pie de la letra ciertos conceptos o problemas, pero sobretodo, darnos ese ambiente lleno de confianza y sano cotorreo (siempre y cuando no este machain o cuau) con el cual uno no se siente incomodo de preguntar, aunque sean preguntas muy tontas xD. Nuevamente felicidades y en hora buena profe.

JOS dijo...

que va mi sabas!!! te la discutiste con esto ;D